HU-014 Piano

-¿Para qué sirve un piano?

-Para que los musicos tengan un lugar donde apoyar la cerveza.

 

-¿Por qué es mejor un piano de cola que uno vertical?

-El de cola hará mucho más ruido cuando lo tires por un acantilado.

 

Un pianista le pregunta a un amigo:

-¿Has escuchado mi último recital?

-¡Eso espero!

 

-En un recital de piano comienza a sonar un teléfono celular, con una melodía especialmente hortera y estridente. El pianista, sin perder la calma y sin dejar de tocar, mira al público y dice:

-Si es mi representante, dile que estoy trabajando.

 

Un pianista se encuentra con otro, y le dice:

– Cada vez que toco un piano en el que has tocado tú antes, lo encuentro destrozado.

– Es que yo, cuando interpreto, lo pongo todo.

– ¿Y no has probado a poner sólo las manos?

 

-Durante el recital de un pianista el público se va enfadando por momentos dado lo mal que lo hace. A los veinte minutos se levantan, le abuchean, le arrojan objetos, piden que se les devuelva el dinero… El empresario sale a disculparse y promete que les devolverán el dinero inmediatamente. El teatro se vacía, pero un espectador se queda sentado en el patio de butacas; el pianista se dirije a él y le da las gracias. El espectador le mira fijamente y le dice:

-Ya no tengo ni ganas de dar voces; lo malo es que soy inválido y le he tirado las dos muletas.

 

En el despacho del empresario de circo, y tras mucho insistir, un hombre consigue que le dejen mostrar su actuación: saca del bolsillo un ratón, un piano de miniatura y un periquito. El ratón se pone a tocar el piano, y el loro canta un aria de ópera. Fascinado, el empresario le contrata, pero antes de despedirse le pregunta:

-No se vaya sin decirme en qué consiste el truco.

-Es una tontería: el loro no canta; es que el ratón es ventrílocuo.

 

El famoso bandoneonista Aníbal Troilo tuvo un pianista que se despistaba muy fácilmente. Un día Troilo le dijo:

– Por favor, el tiempo.

Y el pianista contestó:

– Creo que está a punto de llover, maestro.

 

La maestra pregunta a los alumnos a qué se dedican sus padres. Al llegar a Jaimito, éste responde:

-Mi padre toca el piano en un prostíbulo.

                La maestra, escandalizada, le dice que quiere hablar con su padre. Cuando éste va a verla, la maestra le reprende:

-No me importa a qué se dedique usted; pero, ¿no le parece que sería mejor que Jaimito no estuviera al tanto?

-¿Y cómo puedo explicarle a mi hijo, a un niño inocente, que su padre es abogado y vive de la política?

 

Un pianista se perdió en medio de un concierto, e incapaz de volver a la obra, preguntó al director:

– ¿Dónde estamos?

– En el Teatro Real.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Otras Clases que podrían interesarte


Fatal error: Call to undefined function get_related_posts_thumbnails() in /home/isjomalu/public_html/guitarraparatodos.com/wp-content/themes/GPT_theme/single.php on line 32